Compartimos el caso de éxito de OMET iFlex en Stehle Etiketten, Ravensburg, Alemania.

Esta impresora de etiquetas es fácil de usar y rápida de configurar, es una de las últimas instalaciones realizadas por la empresa.
“Nuestras expectativas sobre OMET iFlex incluso se superaron. Las pruebas realizadas mostraron una calidad de impresión con casi cero errores, lo cual no esperábamos, además lo que fue particularmente útil para nosotros, es que pudimos migrar con gran facilidad de impresión semi-rotativa a impresión flexográfica rotativa” Indica Hans-Peter Jerg, director gerente, Stehle Etiketten
En definitiva, Stehle Etiketten ha logrado un mayor valor agregado en la línea de producción y de cara al cliente.